La crisis de la utopía. El desafío de la ciudadanía...


"Necesidades humanas, autodependencia y articulaciones orgánicas, son los pilares fundamentales que sustentan el Desarrollo a Escala Humana. Pero para servir su propósito sustentador deben, a su vez, apoyarse sobre una base solida. Esa base se construye a partir del protagonismo real de las personas..." (M. Max-Neef, en Desarrollo a Escala Humana).

El desafío de escenarios como el actual, no está solamente en las respuestas inmediatas, sino que en el día a día que nos espera. La forma en que damos forma y nos hacemos cargo de la construcción de un modelo de desarrollo es una tarea de largo aliento y si bien, en la crisis hay actores específicos que deben dar respuestas por el poder y autoridad que detentan. Será a mediano y a largo plazo cuando podremos dar cuenta del rol de un actor que ha solido estar al margen de la forma de construir el modelo de desarrollo. Este actor es la Sociedad Civil y en términos más específico: La Ciudadanía.

La preponderancia del Estado y el Mercado como actores articuladores del modelo de desarrollo y de los proyectos políticos propios de la segunda mitad del siglo XX, nos permite dar cuenta que no basta y que La Ciudadanía debe ser un actor que adquiera un protagonismo que en la actualidad suele ser difuso. Lo interesante es que es en este actor en donde podemos encontrar el sentido a los proyectos políticos y económicos (curiosamente dos dimensiones que tienen una base social innegable). Pues hoy, queda en evidencia que:

¿De qué sirven los proyectos políticos sin un protagonismos real de las personas?

¿De qué sirven los éxitos económicos sin el protagonismos real de las personas?

¿Qué sentido tiene una Gobernabilidad democrática si no tiene sustento en una gobernanza democrática?

(Es necesario pasar de un "sin" a un "con")

Hace muchos años Manfred Max-Neef indicaba la oportunidad de pensar un desarrollo a Escala Humana a partir de una Crisis de la Utopía y es que esa crisis si no logra tener respuestas orgánicas es capaz de derivar en una violencia reflejada en todo el espectro social y político (Desde el lenguaje de un gobierno, la proliferación de grupos que exaltan la violencia o la presencia militar en el día a día). Sin lugar a dudas, la violencia es un reflejo de los vacíos actuales de un modelo de desarrollo poco sostenible y carente del factor central, o sea: "A Escala Humana".

Una democracia social y ciudadana, no es algo dado, la responsabilidad está en todos/as aquellos/as que estaremos dispuestos/as a seguir después del "estallido", construyendo ciudadanía, construyendo democracia y posicionando al mundo de la sociedad civil como un pilar que en este siglo XXI puede ser la mejor respuesta para evitar los riesgos de proyectos políticos y económicos sin foco en las personas, los cuales en América Latina tienen rostros conocidos, como lo son el populismo y al autoritarismo, ambos con una alta vocación por el poder, pero sin vocación democrática y menos aún, ciudadana.

Oscar Guerra G

Director Ejecutivo

ONG ObservaCiudadanía

"Construyendo Ciudadanía desde las aulas"

#educación #cívica #formación #ciudadana #observaciudadanía #desarrollo #humano #escuela

ONG ObservaCiudadanía

Alonso de Ovalle 1465, Santiago, Chile (IF Alonso de Ovalle)

somos@observaciudadania.org

+56 9 84390923 | +56 9 87524679