Formación Ciudadana en la Era Digital


La formación ciudadana ha sido interpretada de diversas maneras a lo largo del tiempo, sin embargo nos permite desarrollar en la ciudadanía competencias, conocimientos y habilidades que permiten relacionarse entre sujetos partes de una comunidad y permitiendo una valoración de la sociedad en democracia.


Hoy en día, en un mundo globalizado, también denominado “Sociedad en Red”, el flujo de información es pan de cada día y por tanto, representa un desafío y una oportunidad respecto a la manera en que educamos para la articulación de una ciudadanía activa. Asimismo, involucrar a la comunidad de manera horizontal y entendiendo que la sociedad se construye de muchos agentes partes de una red, permite la colaboración y corresponsabilidad en la elaboración del conocimiento.


De esta manera, apostar por un sistema educativo que sea capaz de incorporar escenarios educativos diversos, favorecer y facilitar la cooperación en red del profesorado para crear, compartir y hacer difusión del conocimiento entregado pareciera indicar el camino adecuado hacia una educación basada en el empoderamiento de sus estudiantes.


Los cambios tecnológicos, económicos y sociales que como sociedad vivimos durante el 2019 y actualmente con la pandemia, exigen una mayor preparación de los ciudadanos para emitir juicios ya sean valorativos o críticos. Las redes sociales y la inmensa cantidad de información de todos los recursos multimedia o virtuales, hacen cada vez más compleja la tarea de participar, valorar y reflexionar sobre la información disponible para el ciudadano.


La Formación Ciudadana, por tanto, busca responder a los desafíos en que los y las estudiantes son y serán parte dentro de dicha sociedad globalizada, por lo que es de suma necesidad contar con una sociedad activa, informada y educada sobre los acontecimientos que están afectando en la sociedad, para así poder influir de manera consciente y positiva en sus respectivas comunidades. Es por esto, que los diversos centros educativos deben promover y desarrollar instancias participativas para un rol activo en la adquisición y formación de estas competencias, pues deben guiar a los estudiantes como sujetos conformadores de la sociedad en la que puedan ejercer significativa y responsablemente en sus derechos y deberes.

En el contexto globalizado en la que nos encontramos inmersos hoy en día, no solo implica una alfabetización digital orientada hacia el buen uso de la información si no también promover y hacer uso de herramientas y recursos digitales para hacer de este espacio una forma de participar activamente en temas relacionados con la defensa de deberes y derechos ciudadanos.


Existen diferentes programas y portales en la web orientados hacia una formación ciudadana efectiva. Un ejemplo de esto es el Programa Open Data “Datos Abiertos Legislativos”, generados por la página oficial del Congreso Nacional de Chile, que favorece el acceso a la información sobre diferentes actividades legislativas que se llevan a cabo; como la tramitación de proyectos de ley, información de parlamentarios y leyes publicadas para la utilización libre por parte de los ciudadanos para los efectos que se estime convenientes.


Los desafíos que implica por tanto esta nueva Era Digital en la que nos encontramos inmersos, tienen relación con la gran disponibilidad de información en la red y su uso por parte de la ciudadanía, así como también implica una nueva manera de interacción entre los y las estudiantes y sus escuelas. Queda por tanto, en nuestras manos el construir una sociedad civil informada, consciente de sus deberes y derechos para desarrollar en un futuro comunidades con una brecha social, política, económica cada vez menor. Es por ello, que la formación ciudadana es vista como una habilidad necesaria, pues somos parte de una comunidad que nos exige estar informados para desenvolvernos dentro de ella. De ahí su importancia de fomentar la formación ciudadana como habilidad desde la infancia y durante todo el proceso escolar.


Fuentes:






Leer más: