Formación ciudadana en este proceso constituyente

Por Oscar Guerra González, Fundador & Director Ejecutivo de Fundación Observa Ciudadanía.





El proceso constituyente que vivimos como país ha sido una tremenda oportunidad. En Observa Ciudadanía desde mucho antes del 2019 identificábamos en un posible proceso constituyente un desafío y una oportunidad para la formación ciudadana. Anhelábamos un proceso constituyente que nos involucrara en una gran clase de formación ciudadana.


“La formación ciudadana debe entenderse como la adquisición de conocimientos, el desarrollo de habilidades y la incorporación de valores que permitan al estudiante participar, incidir y mejorar la vida de su grupo, su comunidad y su país. Esta formación implica, además, desarrollar su capacidad para la reflexión y el cuestionamiento.”(NCFB, 2000)


La comprensión integral del rol y el valor de la “formación ciudadana” puede aportar en momentos en que las denominadas “luchas políticas”, en ciertas circunstancias y narrativas, distan de la ética democrática y los ideales de una convivencia que respete la libertad de las personas en conjunto con la promoción de pisos de equidad que permitan alcanzar espacios reales de desarrollo.

Vemos en 3 ejercicios de formación ciudadana una posibilidad práctica de desarrollar nuestra ciudadanía a pocos días de un plebiscito tan relevante como el que viviremos este 04 de septiembre.

Compartimos 3 ejercicios prácticos de formación ciudadana:

  1. Conocer: Tomar un ejemplar de la propuesta Constitucional y leer. Si bien es verdad que su extensión dificulta un acceso masivo y de comprensión general. Sería ideal leer toda la propuesta o ir directamente a las partes que consideramos que nos generan más interés o curiosidad. Luego de la lectura directa, anotar las dudas y buscar fuentes de información que clarifiquen y que, idealmente, tengan diversas ponderaciones.. Así, desde nuestro acercamiento y desde la comprensión de las distintas miradas, podríamos alcanzar un juicio personal y con ciertos grados de reflexión crítica. O sea: leo, apunto mis dudas, consulto distintas interpretaciones y elaboró un juicio.

  2. Hacer: Conversar, escuchar activamente y comprender distintas miradas, debe ser uno de los ejercicios más auténticos que debería propiciar una sociedad democrática. Desde nuestra ciudadanía, tenemos la posibilidad de promover o ser parte de estos espacios en nuestros círculos. Estos espacios de diálogo nos permitirán desarrollar una serie de habilidades propias del ejercicio ciudadano como son las relacionadas con expresar ideas, debatir y alcanzar acuerdos (por nombrar algunas). Poniendo en nuestra vida diaria aquellos conceptos que muchas veces son muy teóricos, pero que en democracia, implican el desafío de ponerlos en práctica.

  3. Valorar: Los principios de una ciudadanía democrática, son altamente exigentes y, muchas veces, los actores políticos en su búsqueda por el poder pueden llegar a no ser tan ejemplares en sus actitudes. Sin embargo, desde el ejercicio y la formación ciudadana tenemos la oportunidad de promover y poner en práctica valores tales como la tolerancia, el respeto, el pluralismo, la solidaridad y la justicia entre otros. El ejercicio práctico está en la forma en que enfrentamos estos tiempos de alta disputa, por medio de una actitud que promueva el ejercicio de estos valores sin importar si pensamos igual o diferente.

La invitación entonces para este último tramo del camino es a conocer, hacer y valorar, poner la formación ciudadana en un lugar central, toda la ciudadanía (sin importar su edad) está llamada a ser protagonista en este contexto tan exigente que vive Chile.

En Observa Ciudadanía no tenemos dudas de que nuestro país vive y requiere cambios, sin embargo, creemos, trabajamos y perseveramos, comprendiendo que el desafío de construir una ciudadanía democrática que sea protagonista de un desarrollo sostenible, es importante hoy y también lo será mañana.

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo