• operaciones743

Contenidos de la Constitución: un debate a considerar

Actualizado: abr 6


Desde el 15 de noviembre de 2019 hasta ahora, hemos ido presenciando distintas posturas sobre el proceso constituyente que comenzaremos (o terminaremos) en el mes de abril.


Distintas campañas, declaraciones y posturas en torno a la redacción de una nueva Constitución nos hacen reflexionar sobre el proyecto de país que queremos para los próximos años y la necesidad de un nuevo pacto social que aglutine las distintas formas en las que se expresa nuestra sociedad. Eso sí, más allá de la ideología política que cada ciudadano tiene y que se representan en nuestras instituciones políticas, la Constitución debe ser capaz de ser un espacio en el que todas estas visiones tengan el espacio para accionar, siempre respetando la libertad de las personas y nuestros derechos ciudadanos.



Este proceso que viviremos como país nos lleva a realizar un proceso de lectura y deliberación sobre los contenidos que tiene nuestra Constitución versus los contenidos que debería tener una nueva Constitución. Si bien el segundo cuestionamiento está en el debate actual, es necesario volver a preguntarnos qué contenidos tiene una nueva Constitución y por qué es tan importante que estén escritos en ella.


i. Una Constitución, en pocas palabras, tiene cuatro contenidos que son esenciales para una sociedad. Uno de estos es los límites del poder. El Estado, dentro de otras muchas cualidades, es aquel ente que posee el (en palabras de Max Weber) “monopolio de la fuerza legítima”. Además de esto, el Estado es quien ostenta el poder soberano que reside en la ciudadanía, por lo que la Constitución debe marcar los límites de hasta dónde ese poder que emana del Estado nos afectará a nosotros, protegiendo por ejemplo nuestra privacidad o nuestra vida dentro de nuestro hogar.


ii. Por otra parte, la Constitución también define los requisitos y la distribución del poder. Siempre hablamos del poder ejecutivo, legislativo y judicial. ¿Qué significa esto? En pocas palabras, que el poder del Estado se divide en distintas ramas, con la finalidad que tal poder no recaiga en una única figura que acumule todo el poder. Además, estos poderes se fiscalizan entre ellos para que ninguno esté sobre otro ni se imponga sobre otro. Igualmente, la Constitución es importante ya que define quiénes podrán acceder a cargos de poder. Cómo se elegirá al ejecutivo y legislativo, cuál es la edad mínima para acceder, qué atribuciones tendrán estos representantes y cómo estas figuras decidirán y acordarán elegir a los miembros del poder judicial.


iii. En tercer lugar, la Constitución establece los derechos de los ciudadanos. ¿Qué garantías tengo por el hecho de ser ciudadano chileno? Desde el tener derecho a la libertad, a la libre información, a la propiedad, a la libre reunión, a manifestarse pacíficamente, educación, salud, entre otros. La definición de estos derechos en la Constitución son muy importantes porque obligan al Estado a pronunciarse en caso de no cumplirse y violar estos derechos, acciones que pueden ser denunciadas. También estos derechos son fundamentales para que el Estado se haga cargo de cumplirlos y crear escenarios óptimos ya sea a través de la entrega directa del servicio por parte del Estado o a través de coordinación público-privada para lograr entregar estos derechos a los ciudadanos.


iv. Por último, la Constitución establece deberes para los ciudadanos. No existe sociedad sin derechos garantizados pero tampoco sin deberes a cumplir. Los deberes son importantes para establecer orden en sociedades y democracias tan complejas como las nuestras, en las que millones de personas interactuamos entre nosotros o con instituciones, empresas y hasta el mismo Estado. Para que exista un orden en estas interacciones, es necesario un conjunto de reglas y deberes a cumplir como por ejemplo respetar la vía pública y los semáforos. En la Constitución se establecen los deberes más fundamentales como respetarnos unos y otros independiente de nuestro origen, estrato social, opinión, religión u orientación sexual. Además, plantea obligaciones como el pago de impuesto para financiar los servicios públicos de los que gozamos.


Los puntos resumidos brevemente nos permiten vislumbrar el por qué es necesaria una Constitución y por qué también es necesario comprender qué contenidos posee, para aportar al debate, poder opinar y conversar informados entre nosotros, nuestros cercanos y familiares. Esto, con el fin de llegar al mes de abril sabiendo nuestra preferencia de manera informada el día de la elección. Convirtiendo este momento que vive el país, es un momento ideal para nuestra formación ciudadana, pues al fin y al cabo, los/as protagonistas de este proceso deben ser siempre los/as ciudadanos/as.


¡Ten un debate ciudadano respecto a este tema!


Indicaciones: Para poder desarrollar este contenido con un grupo de discusión y reflexión. Es recomendable que una persona asuma el rol de "facilitador/a", este rol tiene como tareas claves proponer las preguntas, motivar a la participación de las personas en la discusión, moderar los tiempos para propiciar un espacio interactivo en el que todas las personas puedan participar. Se recomienda generar un espacio circular con sillas, en donde se invite a mirarnos, lograr acuerdos e identificar desacuerdos.


Se recomienda tomar acta de las ideas centrales de la discusión, con el fin de compartir posteriormente con los participantes. Si esto se lleva a cabo en una comunidad educativa, sería interesante compartir las ideas con otros actores de la comunidad.


Fuente:

Laboratorio Constitucional UDP


19 vistas

ONG ObservaCiudadanía

Alonso de Ovalle 1465, Santiago, Chile (IF Alonso de Ovalle)

somos@observaciudadania.org

+56 9 84390923 | +56 9 87524679